Hartazgo


Presiento que corro detrás de la urgencia
como si fuera ella quien me persigue a mí.
Avivo los pasos en suelo mojado,
aplasto la lluvia y voy resbalando,
bailando los pies, bailando las manos
en una caída dura de evitar. 

Al tiempo que vuelvo a recomponerme
sobre mis pilares, hinojos sin fruto, 
deshojo relojes que siempre me estafan
las horas, los días deseo que avancen,
que el cielo se aclare para que lo entienda.
Un rompecabezas es cada amanecer.

Pretenden que aguante diciendo 
que ya falta poco.
El fango me cubre y ya nunca escampa
en tierra de nadie.
No sabemos adónde, pero hemos llegado.
No hay brotes ni mejoramiento,
si algo incrementa es el peso y la cana
y la grima y las llagas y los peros y los luego
y los menos y la deuda y el miedo.

¿Cuánto cuesta estar despierto? 
Ellos mienten mientras yo me ahogo.
Hartazgo que tengo de medios,
de prisa, de paro, de duda, de todo.

Comentarios

Entradas populares